Ya Conoces "El Secreto de un Inversor Multi-Millonario"?
 

Semana 48: Día 326: El tenedor es tu mejor aliado

¿Qué tienen en común Bryan Adams, Alanis Morissette y Sinéad O’Connor? “Son cantantes

Articulos Relaccionados

Escrito en Abacería del Sur

Ir al contenido original

El debate de la longevidad está sobre la mesa: comer poco no alarga la vida

Un estudio llevado a cabo durante más 20 años demuestra que comer menos sí mejora ciertos factores, pero no alarga la vida

Someterse durante años a una restricción calórica no alarga la esperanza de vida, según un estudio que ha analizado durante más de 20 años a monos alimentados con una dieta hipocalórica.

“Se trata de un paso adelante para entender cómo la restricción calórica funciona y cómo la composición de la dieta, la genética y otros factores afectan a esta intervención”, precisó el biólogo español Rafael de Cabo, que encabeza el estudio.

Durante el experimento, los científicos redujeron en un 30% la ingesta de calorías de monos Rhesus [Macaca mulatta] y evaluaron los efectos de esta dieta en ejemplares de distintas edades y género.

La investigación mostró que su esperanza de vida, que habitualmente alcanza los 27 años, no se incrementó ni entre los monos mayores, de entre 16 y 23 años en el momento de iniciar la dieta, ni entre los más jóvenes, menores de 14 años cuando comenzó el experimento.

No obstante, los investigadores descubrieron también que la restricción calórica sí aportó algunos beneficios al metabolismo de estos primates.

En particular, los monos que ingirieron menos calorías presentaron niveles más bajos de triglicéridos, colesterol y glucosa, especialmente entre los machos, así como una incidencia “notablemente menor” de cáncer entre los primates más jóvenes.

La investigación, que podría prolongarse durante otras dos décadas, se centra ahora en averiguar las claves metabólicas y moleculares responsables de los efectos de la restricción calórica sobre el organismo de estos monos.

Fuente: RT

Articulos Relaccionados

Escrito en Abacería del Sur

Ir al contenido original

La pechuga indiscreta

Si notan un aire retro en esta entrada es porque la he escrito a lápiz. En mi moleskine. En la furgoneta a la altura de ese túnel de estreno que se ha tragado Despeñaperros y le ha fastidiado el negocio a Casa Pepe con sus estampitas del Generalísimo. Más vintage imposible. Para que luego digan que no soy trendy. Con tanto i-todo se me había olvidado lo mala que es mi letra. Ya sé de donde viene la caligrafía remolona de La Primera. Mea culpa.

A lo que iba. Llevo algún tiempo rumiando un regusto amargo que me quedó de un par de publicaciones blogueriles que me ha costado digerir. No deja de asombrarme que el amamantamiento público de criaturas levante tanto revuelo. Me huele a chamusquina. A cliché rancio. A ganas de arañar polémica donde no la hay. Seamos sinceros señoras y señores madresféricos, en general, cuando una mujer le da el pecho a su bebé, por muy poca maña que se dé, no suele verse nada. A no ser claro está que esté usted a la que salta con el gadgetoperiscopio para inmortalizar el pezón materno en el nanosegundo que tarda de media un bebé en engancharse al pecho. No me toquen las narices que es mucho más fácil verle a ustedes la glotis en lo que se llevan el boquerón a la boca.

Díganme ustedes pues qué es lo desagradable de la estampa. ¿La nuca del niño? ¿La manita del bebé acariciando el esternón de la madre? ¿El poquito de lorza que se adivina bajo la camiseta remangada? ¿El mero acto de alimentar a un hijo? En esto de la alimentación infantil el doble rasero es clamoroso. Ya puede La Tercera zamparse los cacahuetes a puñados escupiendo la mitad mientras mastica con la boca abierta de par en par que nadie se inmuta a pesar de ser un espectáculo deplorable. Créanme. Que La Segunda se come un moco entre chopito y chopito. Nada, tendrá hambre la criatura. Y si La Primera se come el filete a bocados es porque está pegando un estirón. Sin embargo parece que La Cuarta mamando discretamente molesta. A cuadros me quedo.

Escandalizarse ante una mujer dando el pecho es volver al siglo dieciocho cuando enseñar un tobillo era una provocación libidinosa. El tabú está en los ojos del que mira. Háganselo mirar. Con urgencia.

Permítanme además una sugerencia: La próxima vez que se crucen con una mujer cargada de niños, lactantes o no, cédanle el paso. Dense cuenta de que esos niños con sus mocos, sus rabietas y sus madres desbordadas son los que van a costearle la jubilación. Si llega. Porque a uno coma treinta y ocho niños por mujer no salen las cuentas. Ni a tiros. Con lo achuchada que está la vida las madres somos una especie en extinción. No nos lo pongan más difícil. Alimentar a un hijo ya sea a cucharadas, con biberón, pipeta o a tetazo limpio no es ni ha sido nunca un acto obsceno. Ni lo será. Por más vueltas que le den. Búsquense otra cantinela para tocar la gaita.

Dedicado con furor a Adriana Abenia y Ale.

Articulos Relaccionados

Escrito en Abacería del Sur

Ir al contenido original

¿Qué tipo de alimentos son más beneficiosos para conciliar el sueño?

Está claro que una de las cosas a tener en cuenta para dormir bien, es disponer de un buen colchón que se adapte a nuestras necesidades. Pero también tenemos que fijarnos en otros puntos que a veces olvidamos. Respecto a la alimentación, existen muchos alimentos beneficiosos que nos ayudan a conciliar el sueño y que podemos añadir a nuestros hábitos alimenticios. Lo mejor es evitar ingerir alimentos que nos produzcan estrés y por consiguiente un posible insomnio. Hay alimentos que solemos comer y resultan excelentes para evitar el insomnio. Unos buenos ejemplos serían la lechuga y el pan ya que tienen efectos sedantes y propician el sueño. Hay que evitar el chocolate, café, azúcar y alcohol, ya que son muy excitantes y nos pueden alterar. Una cena ligera en la que estén presentes los lácteos y los hidratos de carbono (pero no en mucha cantidad), sería ideal. Muchas veces, las personas tienen problemas digestivos como pueden ser los reflujos o malas digestiones. Una solución paralela al control de la alimentación sería disponer de un somier articulado para estar más incorporado por la noche. Este tipo de camas suelen ser recomendadas muchas veces por los propios médicos.

Articulos Relaccionados

Escrito en Abacería del Sur

Ir al contenido original

qué hacen los automáticos en la escuela

[Estados Unidos] [Las máquinas expendedoras no tienen nada que hacer en la escuela].

[Kristina Chew] Desde los años ochenta, las tasas de obesidad han aumentado dramáticamente en Estados Unidos: más de un tercio de los adultos, y casi un quinto de los niños, son obesos o tienen sobrepeso. Expertos en salud pública han pedido la aprobación de leyes tanto a nivel federal como estadual que prohíban los “alimentos competitivos”, los que no forman parte del programa normal de almuerzos escolares pero que se venden en máquinas expendedoras, cafeterías y otros sitios.
Un nuevo estudio publicado en la revista Pediatrics ha constatado una “fuerte asociación” entre adolescentes con pesos más sanos y estados con leyes más duras que regulan la venta de ese tipo de alimentos. Seis mil trescientos estudiantes en cuarenta estados fueron estudiados entre 2004 y 2007, desde el momento en que entraban al quinto y hasta el octavo grado; los investigadores compararon los cambios de peso de estudiantes de estados sin leyes que regulen la venta de refrigerios y de estados con leyes fuertes y débiles.
Las leyes duras fueron identificadas como las que proporcionaban detalladas informaciones nutricionales, mientras que las leyes débiles eran aquellas que sólo ofrecían recomendaciones –que los alimentos debían ser sanos, por ejemplo- pero sin directrices específicas.
Los investigadores encontraron una correlación (una asociación antes que un vínculo directo) entre estados con leyes duras y estudiantes con pesos más saludables durante tres años. Esos estudiantes tenían aproximadamente un kilo menos (para un niño de 1.52m de estatura) que los estudiantes de estados sin políticas específicas. Además, los estudiantes era más probable que los estudiantes que eran obesos en el quinto grado tuvieran pesos saludables en los estados con leyes duras.
En contraste, en los estados con leyes débiles, los estudiantes tenían pesos que no diferían de los de los estudiantes de estados sin políticas específicas.

Leyes Deben Regular las Cafeterías Escolares
La Fundación Robert Wood ayudó a financiar el estudio y dice que este entrega evidencias para que los gobiernos locales endurezcan sus políticas sobre la oferta de alimentos en ambientes escolares.
Enemigos de las leyes del estado protector –que prohíben los refrescos http://www.care2.com/causes/where-do-you-stand-on-the-supersize-soda-ban.html y regulan los niveles de grasa, azúcar y sodio en los alimentos- reclaman que los estudiantes no están tanto tiempo en la escuela como para que esas leyes surtan algún efecto, especialmente si el ambiente familiar de un niño está lleno de opciones poco sanas.

Niños Pueden Elegir Opciones Más Sanas
Dadas las altas tasas de obesidad en Estados Unidos y otros países –en Canadá, casi el veintiséis por ciento de los niños entre seis y diecinueve años son obesos o tienen sobrepeso- no sorprende que expertos en salud pública enfaticen la necesidad de tomar medidas como poner límites al alimento competitivo. Un reciente estudio de la Universidad de Waterloo, que abarcó a 337 niños en un campamento de YMCA en Cambridge, Ontario, señaló que los niños pueden elegir alimentos más sanos, pero necesitan un empujoncito.
De acuerdo al Toronto Star, sólo el diecinueve por ciento de los niños entre seis y doce años eligieron la opción más saludable cuando debieron elegir entre un McDonalds´s Happy Meal con rodajas de manzana o fritas y una lata de Coca Cola, ambas con juguete. Pero cuando la opción era un juguete con la comida más sana contra una ración de fritas con Coca Cola pero sin juguete, el cuarenta por ciento eligió la opción más saludable.

Aprendiendo a Hacer Opciones Más Sanas
Ofrecer a un niño un juguete para que coma más sano puede ser criticado como, bueno, soborno. Como madre, he aprendido que un niño necesita un “empujón” –una motivación- para preferir las manzanas a las patatitas fritas, o el agua a las gaseosas. Mi propia motivación para enseñar a mis hijos a comer más sano ha sido reforzada por los informes de que grandes cantidades de niños con discapacidades sufren de sobrepeso; también, mi hijo, que es moderadamente severamente autístico, toma medicamentos que pueden conducir al sobrepeso. No le gustan las verduras, pero sí la fruta fresca, así que siempre tenemos abundantes frutas.
Yo enseño a estudiantes universitarios y la oferta de alimentos no es muy sana en mi campus, o, mejor dicho, las opciones más saludables como las ensaladas son superadas de lejos por un amplio rango de comida rápida y productos similares. Un buen porcentaje de estudiantes de mi Universidad son latinos y han mencionado su preocupación sobre problemas de salud asociados con sobrepeso (diabetes) en sus familias. Rara vez he visto a estudiantes comiendo frutas o verduras o, más bien, cualquier cosa aparte artículos envasados, salados o azucarados.
Por supuesto, a los estudiantes universitarios no se les puede decir qué comer, pero me pregunto: ¿Ha habido intentos concertados de enseñarles hábitos alimentarios más sanos, y no preferir automáticamente las patatitas fritas, las galletas y los carbohidratos?
Las leyes duras que regulan la venta de refrigerios en las escuelas pueden oler a control social, pero el problema de la obesidad en Estados Unidos y otros países es real. ¿Por qué quedarse de brazos cruzados cuando se puede hacer algo?
30 de agosto de 2012
13 de agosto de 2012
©care2
cc traducción c. lísperguer

Articulos Relaccionados

Escrito en Abacería del Sur

Ir al contenido original

La manzanilla y el huevo

Como ya os conté hace unos días he visitado Sanlúcar de Barrameda muchos veranos y puedo decir que l

Escrito en vino « WordPress.com Tag Feed

Ir al contenido original

Todo listo para el Festival Gastronómico "El Saber del Sabor" Oaxaca 2012

Por Elsie Méndez

Por 5o. año consecutivo el Festival Gastronómico “El Saber del Sabor” se llevará a cabo en la Ciudad de Oaxaca del 30 de agosto al 9 de septiembre, con el objetivo de rescatar y promover la cocina oaxaqueña, en un contexto de expresión artística y cultural. Es también el rescate, reconocimiento y documentación de recetas e ingredientes originarios del estado así como sus técnicas; la vinculación y atención que los jóvenes estudiantes deben poner a la cultura gastronómica del estado, vinculación de productores y chefs y por último y no menos importante la promoción de Oaxaca a nivel culinario.

Leer Mas

En dulce, en bebida, en platillos, ¡El tamarindo es buenísimo!

Ingredientes

  • 200 grs de tamarindo.
  • 2 limones.
  • 1 ½ litro de agua.
  • Edulcorante a gusto o miel.
  • 3 cucharadas de jengibre fresco rallado.
  • 2 cucharadas de comino molido.
  • 1 cucharadita de hojas de menta.

Preparación

  • Hervir el tamarindo en medio litro de agua durante 15 minutos.
  • Pisar la pulpa con un colador.
  • Extraer todo su zumo.
  • Agregar todos los demás ingredientes.
  • Mezclar.
  • Dejar reposar por 20 minutos.
  • Filtrar a través de una tela blanca de hilo.
  • Diluirlo en 1 litro de agua.
  • Agregar el zumo de los dos limones.

|BEBIDA TÍPICA DE MÉXICO|

 

Escrito en vino « WordPress.com Tag Feed

Ir al contenido original

Luigi Bosca – Marca memorable

Vino y Turismo, una relacion que va creciendo. Consultamos a la conocidísima bodega Luigi Bosca de F

Escrito en vino « WordPress.com Tag Feed

Ir al contenido original

Saint-Emilion, Francia [697]

Saint-Emilion, Francia by Rufino Lasaosa
Saint-Emilion, Francia, a photo by Rufino Lasaosa on Flickr.
Una foto para un día: expositor de vinos en Saint-Emilion, Francia

Saint-Emilion es una localidad francesa situada en el departamento de Gironda en la región de Aquitania. Cercana a Burdeos, es muy conocida por los vinos del mismo nombre que se producen en sus alrededores.

Saint-Emilion es Patrimonio de la Humanidad. Su historia se remonta a los tiempos prehistóricos y cuenta con fascinantes iglesias románicas y ruinas que se dispersan a lo largo de calles estrechas e inclinadas.

Los romanos plantaron viñedos en lo que se convertiría con el tiempo en Saint Emilion ya en el siglo II a. C. En el siglo IV, el poeta latino Ausonio alabó el fruto de la copiosa vid.

La ciudad fue bautizada por el monje Émilion, un confesor viajero, que se estableció en una ermita excavada en la roca aquí en el siglo VIII. Fueron los monjes que lo siguieron quienes comenzaron la producción comercial de vino en la zona.

Los monumentos más importantes son la iglesia románica y la iglesia rupestre, o monolítica, excavada en un acantilado de arenisca.

Escrito en vino « WordPress.com Tag Feed

Ir al contenido original