Ya Conoces "El Secreto de un Inversor Multi-Millonario"?
 

Muy preocupante manejo situacional alimentario

SUSCRIBASE a Notas Agropecuarias Venezuela y reciba todas nuestras informaciones en tiempo real!

Articulos Relaccionados

Escrito en Abacería del Sur

Ir al contenido original

Increíble verdad sobre los Cheetos ¿Qué estamos comiendo?

Articulos Relaccionados

Escrito en Abacería del Sur

Ir al contenido original

Un niño decide que no quiere comer animales

Luiz Antonio apenas tiene tres años, pero ya tomó una decisión acerca de comer animales. Él no quier

Articulos Relaccionados

Escrito en Abacería del Sur

Ir al contenido original

Lionel Tiger y el placer

tiger

El valor de un placer (o del dolor) depende solamente de su intensidad y de su duración, y puede (por lo menos en principio) ser evaluada precisa y cuantitativamente.

Jeremy Bentham

Me costó mucho encontrarlo, me refiero al libro de Tiger sobre el placer editado en 1992 por Paidós. Al final el libro había sido descatalogado y no pude comprarlo, lo encontré de segunda mano – y en español- como no, en Internet.

Lo leí con pasión pero lo cierto es que aunque el libro contiene un buen catálogo y clasificación de los placeres que nuestra especie puede degustar y a los cuales somos extremadamente vulnerables, el libro no me terminó de gustar pues Tiger, un canadiense educado en una sociedad conservadora y bastante beata -Quebec- parece quedarse a medias , quizá por exigencias del guión o por miedo a ofender a sus lectores. Es por eso que sus opiniones no quedan ni claras ni suficientemente explicitadas, manteniéndose en todo momento un poco más acá de lo politicamente correcto.

En realidad el libro de Tiger es un libro sobre psicología evolucionista y donde el autor -antropólogo- toma muchas ideas de otros para intentar exponer su idea original de que el placer es ni más ni menos, algo que ha sido seleccionado positivamente por la evolución porque en tiempo ancestral dió premio evolutivo. Por ejemplo nuestra afición a los dulces procede del hecho de que lo dulce (usualmente las frutas) fueron señalizaciones de alimentos que en tiempos del paleolitico nos mostraban -a partir del sabor- una señal inconfundible de beneficio alimentario de ciertos nutrientes. Es cierto, en realidad nuestra especie es muy vulnerable a la ausencia de frutas y verduras frescas, algo que produce enfermedades como el escorbuto: el sabor dulce en este sentido nos informa sobre ciertos nutrientes necesarios para nuestra salud.

Precisamente de esta selección natural del placer procede nuestra vulnerabilidad al mismo, no sólo somos capaces de discriminar lo comestible de lo no comestible, sino que además nuestra especie es muy vulnerable a hacerse adicta a cualquier cosa que proporcione placer. Asi la glotoneria, es hoy en dia una “enfermedad” endémica en las sociedades opulentas, son precisamente los alimentos mas sabrosos, la grasa animal, la sal y los dulces los responsables de esta epidemia de obesidad, sindrome metabólico, arteriosclerosis, hipertensión y diabetes que abruma y preocupa a las autoridades sanitarias de occidente y la principal causa de muerte en los paises desarrollados. Lo que en un tiempo ancestral fue selección “natural” precisamente por su valor energético, hoy deviene veneno precisamente porque las condiciones de aquel consumo han variado.

Por ejemplo, el hombre primitivo adquiría el azúcar de las frutas, pero cuando se inventó el azúcar de caña y el refinado, la cosa cambió, pues nuestro organismo no está adaptado a consumir azúcares refinados sino solo a los dificiles azúcares de las frutas, dificiles de adquirir y de alguna forma no siempre disponibles en la naturaleza, que los guarda para la fruta madura, un bien perecedero.

Sin embargo el capítulo que más me interesó fue el dedicado al placer sexual y sobre todo a una cuestión primordial. ¿Por qué el placer sexual es peligroso para la comunidad? ¿Por que existen controles y castigos a veces tan duros sobre el mismo? ¿Qué tiene de peligroso el placer sexual para inventar prescripciones como el pecado, una prohibicion religiosa, el adulterio, una juridica, las prácticas politicas eugenesicas en China (la prohibicion de tener mas d eun hijo), la persecución de la homosexualidad o las prácticas abominables como la infibulación?

¿Qué hay en el sexo de peligroso?

Tiger se hace esta pregunta en numerosas ocasiones en su libro pero no contesta a ninguna salvo para invocar ciertos clichés evolutivos como la imposibilidad del hombre para conocer la filiación de sus hijos (algo que ya sabemos desde el arituclo de Daly y Wilson) y que explica porqué los celos masculinos son más frecuentes y malignos que los femeninos. Los hombres tenemos -segun Tiger- horror a “los cuernos” y a que nuestros hijos no sean en realidad nuestros hijos, pero personalmente no me encuentro satisfecho con esta explicación que no termina de poner el dedo en la llaga respecto a la cuestión principal que es ésta de abajo: y que está relacionada con la sempiterna persecución social y politica de los disidentes sexuales:

¿Tiene derecho el Estado a inmiscuirse en los placeres privados de sus ciudadanos?

¿Deberia el Estado prohibir el tabaco, las corridas de toros, el boxeo o las hamburguesas, por nombrar algunos de los placeres mas relevantes no sexuales?

¿Deberia el Estado prohibir el sexo extramarital o el sexo antes de la edad de 18 años como se hace -infructuosamente- con el alcohol?

Respecto a esta pregunta hay dos clases de opiniones: los que creen que si lo tiene y los que creen que cada persona es soberana con su cuerpo. No sé si los primeros coincidirán con el “conservadurismo” y los segundos con el “progresismo”. Lo que es seguro es que los segundos están más equivocados que los primeros.

Y no solo están equivocados sino que además practican cierto grado de vanidad anarcoide. Quizá usted sea de los que piensa que el Estado no deberia perseguir el consumo de drogas (sobre todo de las llamadas blandas) pero está en contra de las corridas de toros. Quizá usted pretenda un aborto libre (hago lo que quiero con mi cuerpo) pero esté en contra de que no le dejen fumar en los bares.

Dicho de otro modo, no hay un consenso universal sobre lo que el Estado puede o no puede regular y no lo hay entre otras cosas porque no existe una taxonomía del placer. precisamente este es el mérito de Tiger. Su libro nos proporciona una guia perfecta de qué cosas nos producen placer y qué diferencias hay entre unos placeres y otros. Por qué hay placeres públicos que se pueden y se deben regular y por qué existen placeres privados donde el Estado tambien tiene la obligacion de entrometerse. ¿Quien estará en contra de que hay que coartar el placer de maltratar a la esposa, hoy o de violar niños aunque se haga de puertas para adentro?

Los placeres no son todos iguales, los hay fáciles y difíciles, los hay que interfieren en una vida social y otros que no, los hay que son letales para la comunidad y otros que son indiferentes para el colectivo. Es más, hay personas que pueden navegar por distintos placeres sin caerse por la grieta de la adicción o la enfermedad mental y otros que son victimas seguras, hay placeres discretos, reservados y consensuados y otros que saltan a la primera página de los periódicos como la pederastia o driractamente a la UVi como las sobredosis de heroína. Otros como la visualización de sentencias publicas de muerte han sido ya abolidas al menos en el mundo occidental.

Pero eso no debe apartarnos de una verdadera nosografia del placer: la sangre, las ejecuciones publicas o las peleas a muerte son placenteras. Y de ahi que el Estado y no la moral privada haya intervenido ya para calificarlas como inaceptables.

Hay placeres que son compatibles con una vida ordenada y sensata y placeres que interfieren gravemente en la autonomía y autodirección de las personas que los practican, hay placeres que producen traumatismos de por vida -sobre todo aquellos que tienen que ver con la violencia sexual- y placeres que no dejan mas que una huella nostálgica y bienhechora.

En un post anterior me referí a los placeres fáciles y los placeres más elaborados, aquellos que procuran algun tipo de noesis o nuevo conocimiento y que se relacionan o bien con la sociabilidad o bien con el aprendizaje. Distinguia allí entre el concepto de recompensa cerebral y placer. Y más allá de eso y por decirlo con palabras de Lacan, entre placer y goce.

Entre el placer y el goce existe una barrera de discontinuidad, la misma que existe entre el placer y la simple recompensa del cerebro. Tiger no contempla esta distinción entre placeres fáciles y goces elaborados y es por eso que no puede ir más allá a la hora de explicar el porqué algunas cosas que parecen diseñadas para provocar dolor o la aversión convocan el placer.

Y habla precisamente del sadomasoquismo como ejemplo de una actividad sexual placentera tanto para el que ejerce el papel dominante como para el miembro sumiso de la pareja. Y lo explica recurriendo a la idea de Eibl-Eibestenfeld de fusion de programas. En efecto el zombie, o módulo de la agresión y el zombie o módulo sexual participan de un mismo circuito neurobiológico. La cópula sexual es un acto de afirmación para el hombre y un acto de subordinación para la mujer, no hay cópula sin agresión o al menos con un mínimo simulacro de la misma. No hay sexo sin fechoría dice Bataille, refiriéndose al sexo que busca el placer y no solo la reproducción.

Dejando a parte los casos extremos es obvio que dominar o ser subyugado provocan un placer que está más allá del placer, un goce en el sentido lacaniano y si nos situamos más acá del sexo consensuado, es obvio que el Estado no tiene nada que decir acerca de la privacidad de las relaciones sexuales, tampoco en aquellas que hoy no consideramos delitos como la homosexualidad, el travestismo o el fetichismo. caso contrario es el de la pederastia, la violación, el abuso de menores sea o no incestuoso, etc.

Dicho de otra manera el Estado interviene de oficio en aquellos placeres individuales que han cruzado la linea roja de lo tolerable socialmente. ¿Cual es el criterio?

El criterio es un criterio social: aquello que las sociedades consideran intolerable es al final lo que el Estado sanciona no sin una cierta hipocresía o confusión. Por ejemplo, hoy se considera intolerable conducir ebrio pero no se sanciona la bebida alcohólica, del mismo modo consumir drogas no es delito sino venderlas o traficar con ellas, lo mismo sucede con la prostitución: no es delito buscar y pagar prostitutas pero si ejercer la prostitución en según qué lugares, el alcohol se puede consumir en lugares cerrados pero no en la via pública, el aborto se puede practicar en el primer trimestre pero no más allá, el cinturón de seguridad es obligatorio como asi el casco para los motoristas, maltratar animales es delictivo pero no las corridas de toros o las carreras de galgos, etc.

De manera que el Estado va entrando de puntillas en nuestros dormitorios y en nuestras cocinas amputando placeres de nuestra vida sin que seamos demasiado conscientes de ello, lo cual no significa que ciertas “aficiones” hayan desaparecido. es dificil renunciar a un placer sobre todo si ya se ha gozado, de manera que en el próximo post abordaré precisamente esta cuestión.

¿Hasta donde puede llegar el Estado en su afán regulador de los placeres individuales?

Y en cualquier caso ¿seria efectiva su intromisión?

¿Hay que proteger a los imprudentes y a los vulnerables de sí mismos?

Articulos Relaccionados

Escrito en Abacería del Sur

Ir al contenido original

No te puedes perder… Los Panzerotti de Luini

Un panzerotto frito y otro al horno

Un panzerotto frito y otro al horno

Ya os avisé de que os contaría qué son los Panzerotti y por qué Luini es uno de los Hornos más conocidos y frecuentados de Milán. Hoy me encuentro en disposición de poderos contar esta información gustosamente.

Para empezar os voy a introducir en el mundo de los Panzerotti. ¿Qué es un panzerotto? Es un riquísimo bollito de pan que proviene de la región italiana de Puglia, es decir, de milanés tiene poco. El clásico por excelencia es frito y está relleno de tomate y mozarella. Seguramente es toda una bomba de calorías pero no puedes venir a Milán y no probar uno de estos. Es como un trocito del cielo.

Ahora que ya sabes qué es un panzerotto, te cuento por que´si vienes a Milán vas a poder comerlos. Todo viene de una historia que empieza en 1949, cuando la Señora Giuseppina Luini (de la zona de Puglia) se traslada con su familia a vivir a Milán y abren una panadería con horno.

Interior de un panzerotto

El panzerotto clásico está relleno de mozzarella y tomate

Ellos al principio sólo vendían pan porque los milaneses no conocían lo que eran los panzerotti, pero con el tiempo y el deseo de la Señora Luini de dar a conocer los productos de su región, empezó a cocinar Panzerotti con una receta secreta que conservaba su familia desde hace años. Cuando los milaneses empezaron a descubrir lo que era un panzerotto no pudieron parar y ahora puedes encontrarlos por muchos más sitios, sin embargo, los mejores que podrás degustar están en Luini, en una callecita al lado del Duomo, en el mismo corazón de la ciudad.

Es tan famoso que pocas veces no hay cola para entrar y comprar.

Carteles a la entrada de Luini

Carteles a la entrada de Luini

Los turistas y los locales saben de este lugar y no dudan en pasarse a probarlos o a tomarlos como cena rápida si están por la zona. Tan tan conocido es que en el año 2010 salió un bulo en Internet que aseguraba que lo cerraban y se montó una revolución! Es casi una insignia del centro de Milán y se crearon grupos en su apoyo! Finalmente se descubrió que no era verdad y se puede seguir yendo cualquier día.

El local es básicamente un escaparate donde ves los panzerotti (los hay fritos, al horno, los clásicos de mozarella y tomate, los rellenos de mil ingredientes diferentes y los que son dulces) y pides, no hay mesas ni sillas donde poder comerlos. Tú compras tus bolllitos y normalmente te los comes sentado en la acera de enfrente de la entrada a Luini. El precio de cada uno viene siendo 2, 20 euros y con un par has cenado porque llenan bastante.

La Forno di Luini, al lado del Duomo

La Forno di Luini, al lado del Duomo

Sin duda es un lugar al que ir cuando estás en la zona del Duomo, aunque sea para probarlo, aunque los milaneses dicen que con los años han bajado la calidad. Yo el otro día me compré dos para cenar y mmmmmmm!!!!!!! qué buenos!!!! Totalmente recomendable.

Cola para entrar en Luini

Cola para entrar en Luini

 

Articulos Relaccionados

Escrito en Abacería del Sur

Ir al contenido original

Si quieres tener menos apetito…

cayena

Según una investigación de la Universidad de Purdue,consumir pimienta roja de Cayena puede “ayudar a reducir el apetito y a quemar más calorías de lo habitual después de cada comida, especialmente si no solemos consumir esta especia regularmente?, explica Richard Mattes. Aunque admite que esta medida por sí sola no basta para reducir el sobrepeso y la epidemia de obesidad que azota a occidente, Mattes está convencido de que “sumar varios pequeños cambios en nuestros hábitos alimentarios puede tener efecto en el control del peso”.

En el estudio, publicado en Physiology & Behavior, los investigadores demuestran los efectos beneficiosos de la especia en 25 sujetos a partir de cantidades tan reducidas como un gramo. En los experimentos, el consumo de pimienta roja produjo en todos los participantes un aumento de la temperatura corporal y les hizo quemar más calorías, aumentando el gasto energético natural. Además, en aquellos poco acostumbrados a consumir la especia reducía considerablemente el apetito, especialmente de comidas saladas, grasas y dulces. No obstante, los autores también observaron que, una vez que nos habituamos a la pimienta roja, ésta pierde su eficacia.

La pimienta roja o de Cayena es el polvo resultante de la molienda de los frutos de una o varias especies de Capsicum, es decir, pimientos chile, previamente secados.

Fuente: muyinteresante

Articulos Relaccionados

Escrito en Abacería del Sur

Ir al contenido original

Snacks saludables para “picar” entre horas.

20130531_220654

“De mis frutas favoritas, arándanos, picotas y plátanos…” 

Pues bueno, como ahora estoy de exámenes y estudiando muchísimo para darle el último empujón al año, que tengo muchísimas ganas de terminar el año, aprobando todo claro está.

Y como buena estudiante, me paso horas sentadas, hago ejercicio todas las mañanas y como bastante bien, pero claro, tantas horas mirando apuntes y libros, a uno le entra ese gusanillo por la tripita y PUM, ganitas de comer algo.

¿Y qué se puede comer en esos momentos? Yo lo tengo claro, mi opción más saludable, es la fruta. Pero fruta natural, no en almíbar ni nada de eso. Te coges la que más te gusta, te la pones al ladito, y ale! A comer sano.

Yo como frutas de todas clases, kiwis, plátanos, fresas, arándanos, moras, frambuesas, cerezas ( picotas )… y estoy deseando que llegue la buena temporada de sandías y melones.

Un bol pequeñito, un puñado o algunos trocitos de estas frutas, y a seguir estudiando. Además de “cortarme” el hambre, como cositas sanas, con pocas calorías, y muchas vitaminas y minerales. Y aunque las frutas son dulces, no contienen muchos azúcares malos, al contrario, sus hidratos son buenos, por lo que paliarán nuestro hambre por un buen rato.  Y además, contienen bastante fibra por lo que son bastante útiles para “ir al baño”, y más en esta época que estoy todo el rato sentada delante de los apuntes.

Aquí os dejo alguna información sobre las frutas que tomo yo entre horas :

- 100 gramos de Arándanos  = 90 calorías.

- 100 gramos de Cerezas = 60 calorías.

- 100 gramos de Chirimoya = 80 calorías.

- 100 gramos de Frambuesas = 35 calorías.

- 100 gramos de Fresas = 35 calorías.

- 100 gramos de Granada = 70 calorías.

- 100 gramos de Higo = 66 calorías.

- 100 gramos de Kiwi = 50 calorías.

- 100 gramos de Melón = 25 calorías.

- 100 gramos de Moras = 40 calorías.

- 100 gramos de Piña = 60 calorías.

- 100 gramos de Plátano = 85 calorías.

- 100 gramos de Sandía = 20 calorías.

Como véis las frutas contienen muchísimos beneficios como para pasarlas por alto, eso sí buscad género de calidad. No hace falta que sea ecológico, pero alguna frutería de confianza dónde podáis preguntar como tratan las semillas del género.

Yo suelo comprarlo en una pequeña frutería que hay detrás de la Facultad de Derecho, es un sitio que me encanta, aunque sea una pequeña tienda de barrio, tiene un género exquisito, tanto en frutas como en verduras.

Y si quiero algo ecológico, pues tengo mi pequeña gran tienda vegana, dónde traen frutas de todas clases, y de muy buena calidad.

Por supuesto estas pautas pueden ser seguidas para cualquier persona que quiera tomarse un buen snack a cualquier hora del día, ya sea para estar sano o bajar de peso. Siempre cuidado con las cantidades, pero las frutas son recomendadas a todas las personas.

Y si queréis podéis acompañarlas con un vaso de leche o un puñado de frutos secos, delicioso.

¡A disfrutar de esos snacks saludables se ha dicho!

Articulos Relaccionados

Escrito en Abacería del Sur

Ir al contenido original

Experimento con Hamburguesas del Mc Donald’s

Super Size Me!

Articulos Relaccionados

Escrito en Abacería del Sur

Ir al contenido original

A comer!!

sandiaHe pensado escribir este articulillo para compartirlo con todas las madres y padres agobiada/os y aburridos de luchar con sus hijos cuando llega el momento de comer.

Yo he pasado por ahí, y aún a veces me ocurre con mis hijos adolescentes. Pero he cambiado el patrón.

Lo primero es darte cuenta de que nadie se muere de hambre, ni desnutrición a no ser que le falte el acceso a la comida. Para mí es ahora más facil, si ves a mis fornidos hijos que ya me sacan una cabeza. Pero es que, los pequeños también comen lo que necesitan y cuando lo necesitan. Es verdad que tienen sus preferencias, pero fundamentalmente (y a no ser que estén enfermos, e incluso en este caso, el cuerpo es también sabio) tienen hambre, y si no la tienen ahora la tendrán más tarde.

Pero lo más importante es transformar el momento de las comidas desde el campo de batalla a una reunión de amigos. Piensa en tí mismo. ¿Cuándo comes mejor y más a gusto, en una reunión de trabajo o en una con tus amigos?. Cuando llegue el momento de comer, siéntate con tu hijo y come con él (aunque no tengas hambre todavía, haz un “simulacro”). Come lo mismo que él, y si lo habeis preparado juntos, mucho mejor; así podréis compartir información sobre lo que estáis comiendo, de dónde vienen los alimentos y como los habéis procesado. Déjale que exprese sus opiniones, no hables tú todo el rato, y verás que conversación tan interesante para los dos. Experimentad juntos las mezclas de sabores, percibid los olores y colores, y matices. Pasadlo bien con la comida. Probablemente tendrás que comer más despacio de lo que acostumbras, y si ves que se alarga demasiado porque tu hijo pierde el interés por la comida, entónces termina tú lo tuyo y dile que te vas a hacer esa actividad que tanto le gusta hacer contigo. Ya verás como acelera, y si abandona, no le juzges. Simplemente recuerdale que si no termina su comida, probablemente tendrá hambre más tarde, y que la merienda no se la podrás preparar hasta la hora tal. Hazle ver las consecuencias reales de las cosas, no te inventes premios y castigos.

Otra cosa importante es escuchar (y para eso él lo tiene que detectar y expresar) lo que su cuerpo le pide con respecto a la alimentacion. Intenta que los tiempos sean adecuadas a su “reloj biológico” e intenta organizar tu agenda giándote por ese reloj. Escucha sus preferencias en cuanto a alimentos. Igual tu hijo no necesita tomar tanta proteína como tu crees o como nos hacen creer los publicistas. Puede que necesiten más cereales y verduras…Ayyy, las verduras!!!. Una amiga me comentaba que su hija sólo comia aquellas verduras con nombres extraños, y era porque, en el cole escuchaba a sus compañeros decir que no les gustaban las judías verdes o el bócoli, pero no había oído nada sobre berros, yucas o remolacha, con lo cual, no tenía la información de si eran o no “gustables”. Aquí tienes un espacio para el descubrimiento y la creatividad en tu cocina..prueba cosas nuevas con tus hijos, destapa un nuevo paladar para tu familia.

Comer es un placer, y puede serlo también para tus hijos. Rompe el círculo vicioso del chantaje psicológico en el momento de las comidas y conviértelo en un rato de descubrimientos e intercambio distendido. !Suerte!, es una gran inversión en salud.

Articulos Relaccionados

Escrito en Abacería del Sur

Ir al contenido original

GALERIA PUENTE TOLEDO

GALERIA PUENTE TOLEDO
Dirección: Gral. Ricardos, 20
28019 , MADRID
Servicios: CARNICERIAS
Teléfono: 914710962
Email:
Web:

Articulos Relaccionados

Escrito en Abacería del Sur

Ir al contenido original